Qué son las empresas de trabajo temporal

Una empresa de trabajo temporal (ETT) es aquella cuya actividad consiste en poner a disposición de otra empresa usuaria a trabajadores contratados por ella temporalmente. En el trabajo temporal siempre existe una triple relación: la relación laboral entre la ETT y el trabajador, la relación mercantil entre la ETT y la empresa usuaria y la relación funcional entre la empresa usuaria y el trabajador.

La empresa usuaria paga a la ETT por una relación mercantil, por lo cual el trabajador no tiene que pagar ningún gasto de formación, contratación o selección. La relación laboral propia se mantiene con la ETT.  

Las empresas de trabajo temporal contratan directamente a los trabajadores y posteriormente los ceden a la empresa usuaria delegando en ellas la dirección y control del trabajo a desarrollar.

La ETT debe estar autorizada por la Administración Pública y debe figurar en un registro especial. Actualmente hay en España 459 empresas autorizadas. Han gestionado casi dos millones de contratos, de los que casi un 25% fueron para mayores de 30 años.