Técnicas de los entrevistadores

Cada entrevistador tiene su propio método para conseguir la información del candidato. Dependiendo del puesto y del entrevistador, la entrevista puede variar entre la cordialidad y la brusquedad. Sin embargo hay cinco técnicas principales de entrevistas: la entrevista estresante, la entrevista relajada, la entrevista profesional, la entrevista intelectual y la entrevista amigable.

En la entrevista estresante el entrevistador pone las cosas difíciles al candidato mediante preguntas complicadas y una actitud hostil. Conserva la calma ante esta técnica y recuerda que el seleccionador está interpretando un papel.

En la entrevista relajada el entrevistador crea un clima tranquilo, relajado. No te dejes seducir. Recuerdas que estás en una entrevista de trabajo.

En la entrevista profesional el entrevistador es serio y rotundo. Va directo al grano, haciendo preguntas cortas y concisas. Su estilo frío e impersonal te puede intimidar. No pierdas los nervios. Contesta con la máxima firmeza y decisión posible, mirándole directamente a los ojos.

En la entrevista intelectual el seleccionador hace preguntas complicadas, buscando lo que hay en el fondo de las cosas. Busca el porqué de todo. Te puede desconcertar con su rebuscamiento. 

En la amigable el entrevistador te trata como si te conociera de toda la vida y con simpatía. Es fácil contar lo que no debes. Debe ser amable con él, simpático, sociable, pero mantén las distancias y habla solo preciso.