Tipos de currículum vitae

Existen tres tipos de currículum: cronológico, inverso y funcional.

El currículum cronológico es aquel en cuyos apartados se comienza por lo más antiguo y se termina por lo más nuevo. De esta forma, se enumeran, por ejemplo, en el apartado de experiencia profesional primero el primer trabajo y al final el último. La ventaja es que permite seguir la evolución. Sin embargo, al tener poco tiempo los seleccionadores, puede que la última experiencia se quede sin ser leída.

El currículum inverso es aquel donde se consigna primero lo último realizado. Es la opción más interesante, más aún si el último trabajo está relacionado con el puesto, el cual se aspira.

El currículum funcional es aquel dónde se agrupan las diversas actividades o funciones desarrolladas en bloques independientes que llevan su correspondiente título. Es una buena opción si tiene experiencia en trabajos muy dispares o si existen periodos prolongados de paro.